Comida Japonesa en Aravaca.

Descubrir que la cocina Japonesa hecha raices en Madrid es un placer. Este es el caso de Kabutokaji (KBK Aravaka). La experiencia fue una sorpresa, nos pusimos en las mano de su itamae Jose Manuel Osuna, y no nos defraudó.

Kabutokaji

El concepto de comida fusión japomediterranea es, como poco, atrevido, pero en este caso la pasión y el buen hacer consiguen crear una gran experiencia.

La ambientación está cuidada en extremo, y consigue sorprendente con su estilo y buen gusto.

Perlas en el Eo

La comida

Más de 30 modalidades de niguiris en aderezos clásicos o inéditos, flameados algunos. Delicados makis, tradicionales o californias. Un soberbio atún en teriyaki o en una versión personal del tartar y la costilla de wagyu guisada a baja temperatura durante seis horas, receta que se suma a otras expresiones culinarias poco frecuentes, como las robatas o parrilladas sobre ascuas de carbón blanco nipón que no emiten humos. Ponen el listón muy alto para la experiencia nada más sentarte.

Nos dejamos llevar por esta fusión, que en una misma mesa, te puede juntar las piparras, el pil-pil, el salmorejo o la mojama… con el maki, sashimi, los nigiris o el temaki… y nos ponemos a disfrutar de la comida…

Jose Manuel Osuna

Todos los platos están bien elaborados y con la máxima calidad, siempre muy cuidada.

En definitiva, la propuesta de fusión Japonesa elaborada con productos mediterráneos, la puesta en escena de kabutokaji y el buen hacer culinario de Jose Manuel Osuna son algo que, sin duda, merece la pena.

Gracias Jose Manuel,